¿Por qué peleo mucho con mi novio por estupideces?

¿Por qué peleo con mi pareja por estupideces?

 Hay una temporada en la que las pequeñas discusiones que antes eran esporádicas, se han convertido en el pan de cada día. Cualquier cosita se convierte en un serio problema en el que acabas gritando y hasta llorando.

Te sientes harta, frustrada y cansada de que las cosas se salgan de control cuando pudieron evitarse y aunque quieres detenerte, regresan al mismo punto una y otra vez.  

¿Peleas por tonterías con tu pareja?

Es importante distinguir que las discusiones en pareja responden a diferentes impulsos, no es lo mismo discutir porque le encontraste mensajes de la tipeja que te cae mal de su trabajo, a discutir porque, otra vez, se le hizo tarde.

Hoy nos centraremos en esos pequeños asuntitos que escalan de tamaño en un abrir y cerrar de ojos y que, cuando menos queremos darnos cuenta, están quebrando la convivencia y desgastándonos.

 

¿Qué es pelear por una tontería?
Según la Rae, una tontería es absurda o estúpida y podía haberse evitado fácilmente. ¿Cada vez que terminas discutiendo te dices a ti misma que ha sido una estupidez?, ¿Que no tenía sentido? ¿Que no entiendes por qué pasó?

discusiones tonterias-02.jpg




5 motivos por los que discutes de tonterías con tu pareja

⚡ Tú y tu pareja son muy diferentes y divergen en multitud de temas.

Esto sumado a que, probablemente, tanto él como tú quieren tener la razón y no “perder” la discusión, harán que una simple película que a uno le pareció mala y al otro buena, se convierta en una abierta pelea en el coche y que cuando lleguen a casa, ninguno quiera hablarse.

¿La solución? Aprender a que son pareja y eso no significa pensar como el otro ni que el otro esté equivocado. Si él te da buenos argumentos, reconocerlo y si al final cambias de opinión, aceptarlo.

No deberían competir por todo. ¡Hagan el amor & no la guerra! 💙

⚡ Uno de los dos está irritable por cuestiones ajenas a la relación.

Tú solo le dijiste que el restaurante que eligieron no estuvo bueno y listo, servido el desastre. Él sobre reaccionó y terminaron discutiendo por algo que, claramente, no era para tanto. ¿Qué ha pasado?

Piensa en el contexto, de dónde viene, cómo estaba antes de la cena ¿Estaba concentrado, venía gruñón, se notaba cansado? Todo esto puede acelerar una reacción demasiado estimulada.

A ti también puede pasarte y preguntarte ¿Por qué todo el tiempo estoy molesta con mi pareja? O ¿Por qué me desquito con él de lo que pasa en mi día?

Solución: Tanto tú como él son vulnerables a estar molestos por otras cuestiones de la vida y basta una chispita para que empiece el fuego, así que tendrás que aprender a mirar el contexto y evaluar lo que dices y cómo lo haces, ir con pinzas si bien quieres. Y en otro momento, cuando le veas más receptivo, hablar con él.

Es necesario que atienda el problema de raíz que le molesta, porque esa situación va a tensar la relación. Si en este momento es imposible cambiar el entorno — Por ejemplo, su jefe es un idiota y él no puede dejar el trabajo — es necesario que gestione su ira, el primer paso sería, por ejemplo, avisarte de su estado emocional.

 

⚡ Te tiene harta & hasta dudas de lo que sientes por él.

Él puede estar harto de ti, también eh. Cuando estamos fastidiadas con nuestra pareja es normal que cualquier cosa que diga nos resulte molesta e insoportable.

Actitudes que siempre ha tenido y que hasta te parecían lindas en el pasado, ahora te chocan, te irritan, te asfixian. Y eso hace que estés constantemente molesta con él y a la mínima, le hagas una escena.

Incluso puede que estés atraída por otra persona y le compares constantemente viendo sus defectos más grandes de lo que realmente son. Él, propiamente dicho, no tendría la culpa, ni siquiera es capaz de entender por qué te molesta lo que te molesta, cuando ni es para tanto ni era algo que no supieras sobre él.

Ojo, puede que también te estés autosaboteando la relación.  Hablo más del tema en el artículo “¿Por qué buscas pelear con tu pareja?”

jason-blackeye-518262-unsplash.jpg

El amor une,pero la comunicación hace que funcione

Solución: Analiza tu relación, lo satisfecha que estás con ella y si aún lo amas. Porque si el cariño que existía ha sido reemplazado por tedio, costumbre y hastío, lo mejor es terminar. Como he dicho muchas veces la comunicación articula, pero sin el pegamento del amor, no hay nada que hacer. Si no se quiere, no se quiere.


⚡ Ambos quieren ser dominantes

En los modelos relacionales hay un diagrama con 4 tipos de relación y 2 de ellas son las dominantes satisfactorias y las dominantes insatisfactorias.

Los seres humanos solemos ir del blanco al negro y en este mismo esquema muchas veces buscamos dominar o ser dominados. Hay relaciones que en este esquema de “dominación” funcionan y funcionan bien, por eso se les conoce como satisfactorias.

Pero para esto necesitamos que ambas partes de la pareja estén de acuerdo y a gusto con el rol que desempeñan. ¿Qué pasa cuando ambos quieren ser los dominantes?

Bueno, que buscaran imponerse por sobre el otro. Ojo, es diferente al punto #1 de esta lista, no se trata de que sus ideas no convergen, sino que directamente quieren llevar los “pantalones” de la relación en absolutamente todo, incluso las cosas más básicas.

Solución: El hecho de querer ser dominantes puede ser por el tipo de personalidad, por la educación o por una “enseñanza” en el pasado. Un diagnóstico es lo mejor para determinar si podemos mover la forma de relación de un modelo de dominación a uno de colaboración en la que ambos se sientan en igualdad de condiciones y más felices.

Pero también es posible que una relación dominante pueda ser su ideal, haciendo ajustes se puede descubrir que uno de los miembros de la pareja se sentirá más satisfecho con este modelo.

Hay mujeres que no están dispuestas a ceder el control de la relación & hombres que prefieren ser los dominados en la pareja.

Si tu relación está tensa por esto, te recomiendo agendar una sesión valorativa sin costo, te puedo ayudar a entender qué tipo de relación tienes y cómo puedes convertirla en la que mejor funcione para ambos.


 

⚡ Realmente NO son tonterías

Puede que sus discusiones recurrentes no se deban a tonterías como tú crees, puede que debajo de ese motivo estúpido o absurdo, encontremos un problema grave que realmente deben trabajar como pareja.

Por ejemplo, puede que él sienta que es una tontería que le hagas una escena de celos por un “me encanta ❤” que dejó en la foto de su ex mujer. Pero está claro que para ti no lo es, se trata de un tema serio porque te sientes frustrada, malquerida y hasta dudas de tu seguridad.

Solución: Busquen la raíz del problema, si es él quien se molesta por todo y no está abierto al diálogo prueba a darle diferentes interpretaciones al mismo hecho en vez de quedarte con la primera impresión y argumento.

Míralo desde un ángulo positivo, negativo, amoroso, desastroso, etc. Puede que poco a poco vayas encontrando realmente qué le molesta a tu pareja. Y si eres tú quien tiene las constantes molestias, examínate para entender, en verdad, qué es lo que te molesta y duele, en vez de iniciar peleas por cosas que no atienden el problema real.