¿Soy la persona que quiero ser?

Vagaba por los confines de Pinterest buscando 100% inspiración. (Nada de fanarts Thorki, claro que no.) Y apareció una pregunta, así al azar, que llamó mi atención y me dejó pensando:¿Elegirías volver a vivir tu vida? 

Al inicio me sorprendió, me hizo pensar: WTF This is so deep!  

Pero después de un rato me di cuenta que era una pregunta un poco boba ¿No crees? ¿Quién repetiría su vida, pudiendo elegir otra? No porque esta sea mala, puede ser fantástica, pero ¿Por qué repetirla? A menos que pudieses transformarla. 

Aunque es verdad que entendí el propósito de la pregunta, el saber si estás conforme, a gusto, satisfecha con la vida que tienes hoy. También me cuestioné: ¿Puedo elegir la vida que tengo? 

persona que quiero ser-01.jpg

Para mí, la respuesta es no. 

No puedo. Por mí elegiría que mis seres amados no murieran, que el dinero no fuera un factor para la calidad de vida, que la paz existiese, que las luchas no tuvieran por qué surgir, que no hubiera diferencias, pero como un viejo amigo decía: "Yo quiero la paz mundial, pero hey, no todo se puede tener" 

Si te esfuerzas en depender de variables que son imposibles de controlar, lo que único que espera al final del camino es la frustración. Por ello aterriza en lo que sí está en tu control: ¿Soy la persona que quiero ser? 

YA ERES 

La palabra "yo soy" se ha dotado de un término casi inmaculado. Lo usamos con la intención de dar valor a quien ya somos: Yo soy mi profesión, yo soy lo que soy para los demás — esposa, pareja, madre, hermana — y también la usamos con nuestras cualidades y defectos. 

¿Pero si te pidiese cambiar el enfoque? Tú ya eres. 

Eres sin importar lo que haces o dejas de hacer. Eres y vales, independientemente de cómo luces, de cómo sientes o de lo que piensas. Siempre eres tú y tu valor como persona no cambiará si no te casas o si no consigues ese mega ascenso, ni aumentará si consigues el éxito monetario ni si te casas con Tom Hiddleston. (Jo macho, que si pasa tampoco nos vamos a negar no?

No te restes valor solo porque, justo ahora, las cosas no están sucediendo como te gustaría. 

TODO LO QUE QUIERES SER ~ 

A veces, en esta carrera estúpida por la felicidad, nos enfrascamos en metas idealizadas. De pronto, un día, te sorprendes a ti misma aspirando a convertirte en alguien que no eres. En lo que no encaja contigo, en lo que no tiene que ver con tu esencia. Pero todo el mundo aspira a eso, todo el mundo dice que eso debes ser, ¿Por qué no intentarlo? 

Porque te niegas a ti misma en el proceso. 

Esta eres tú. No te niegues, no busques ideales ni "mejores tú", busca conocerte y aprender a aceptar y abrazar a la tú presente. 

Estoy segura que dentro de ti ya tienes mucho para dar, que tú sabes lo que tienes ganas de hacer, que tú sabes lo que quieres decir. Solo falta encontrarlo y reunir el valor de hacerlo realidad. 

ERES POSIBILIDAD 

Cuando abrazas a la tú de hoy, a la tú que ha pasado por tantas cosas, que tiene tantas cicatrices, que tiene tanto aprendizaje, que está llena de sí misma. Entonces encuentras que eres posibilidad. 

Tú eres la que cuenta su propio cuento, su propia historia. Eres capaz de hacer cosas que ni te imaginas, eres capaz de vivir su vida con valentía, con autenticidad y con libertad. 

No se trata de ser mejor, se trata de conocerte, aceptarte, amarte y trabajar lo que quieres cambiar, despegar las alas, quebrar los miedos que te atan al suelo, hacer tu vida lo más fiel a quien eres. 

Y ser posibilidad siempre es mejor que ser estática. Nunca te etiquetes a ti misma en algo, porque eso te frena a sentir, vivir, amar, caer y reír. No te encasilles. Hoy eres más que suficiente, anímate a descubrirlo y creértelo.