5 hábitos de una mujer libre & segura

¿Cómo es una mujer libre? 

¿A qué nos referimos con "libre"? 

¿Es lo mismo que segura, empoderada e independiente o es otra cosa? 

Estas preguntas surgen en mí después de hacer uno de los enojos de mi semana. 

Te contextualizo.

Hace un par de días me encontré que una coach de parejas y amor había preguntado en sus redes sociales esto: 

“¿Sabes cómo te ven los hombres? Mujer para casarse o mujer para pasar un rato?"

Yo respondí honesta que con mis hobbys (Pole, twerk) y mi facilidad para hablar de temas relacionados con la sexualidad femenina, era muy probable que me vieran como una mujer para pasar el rato.

Más tarde ese día la autora sacó un episodio de su podcast con las respuestas para que te vean con ojos de matrimonio.

Entre más la escuchaba más me descomponía por dentro.

No pude quedarme callada y cree este nuevo episodio del podcast que puedes escuchar en Spotify ya mismo. 


Tal vez no usó las palabras más acertadas o simplemente, la neta, me purga que lo digan así: “No envíes un mensaje contradictorio, si quieres que un hombre te tome enserio, vístete correctamente (No enseñes mucha piel, no te veas sexual) habla correctamente (No groserías, no como hombre) visita los lugares correctos y las amistades correctas (No fiestas, no vida loca, no amigas liberales)”

Pensé en 2 cosas que creo vale la pena que analicemos.

Por un lado, pensé que tenía razón, un hombre que vea esas características no te tomará en serio ¿Pero la solución es cambiar todo eso? ¿No sería mejor encontrar un hombre que no piense que eres de su propiedad y que ser una mujer libre no te convierte automáticamente en una mujer que no pueda ser tomada enserio? Básicamente ¿No nos conviene más un hombre no machista?

Y la segunda ¿Qué relación vas a crear con una persona a la que le vendiste una tú que no existe? ¿Qué clase de vida llevarás cuando no eres tú? 

La palabra "Una mujer correcta" me taladra el alma porque siento que estás pidiendo a una mujer sumisa, una mujer que no es libre, que perpetúa lo que la sociedad considera "una niña bien" ¿Y qué es una niña bien? La niña que obedece, la que acata órdenes, la que actúa como se espera de ella. 

Yo no quiero más mujeres que son esclavas del "qué dirán" ¡Quiero ayudar a que más mujeres construyan su libertad! 

Así que te hice una recopilación de 5 hábitos que yo considero te ayudan a ser cada día más libre. 

1.-  Cuestiona todo. 

La duda es la madre del conocimiento y de la libertad. 

2.- Conócete a ti misma

Acércate a quien verdaderamente eres, fuera de lo que dicta la sociedad, fuera de ir en contra del mundo, busca tu propia verdad. 

3.- Encuentra tu propia fuerza 

No te cases con la idea de que ser fuerte es no sentir. 

4.- Reconoce tu vulnerabilidad. 

Conecta con tus emociones, con tu propia fragilidad, acepta la ayuda y pide apoyo cuando lo necesites. En este mundo no estás sola y no tienes que cerrarte a los demás para evitar ser herida.

5.- Busca la sabiduría y el conocimiento. 

Acepta tu ignorancia, todas ignoramos algo, acéptalo y atrévete a buscar respuestas, a entender mejor el mundo, las personas y a ti misma. El conocimiento te abre puertas, te da llaves, te deja volar.