¿Eres un árbol buscando florecer?

Sus hojas se estremecían sin control, la fuerza del viento era imperiosa y con seguridad varias de sus ramas se trozarían ante la tempestad. Las pesadas gotas se precipitaban veloces sobre su tronco, como si quisieran desgarrarlo, eran imparables; una tras otra sin descanso.

Ella titiritaba por el frío y quienes la veían a la lejanía pensaban que sufría, que pronto se daría por vencida y permitiría que la torrencial lluvia se llevase absolutamente todas sus ramas. Que su tronco, aunque grueso, no resistiría y flaquearía: trozándose por la mitad.

Pero ella, confiada, sostenía una sonrisa. No una carismática, tampoco una sarcástica. Era una sonrisa de plena confianza, una sonrisa que decía al mundo que no habría viento que despegara sus raíces del suelo.

Tal vez su copa frondosa saldría herida, perdería varias ramas y las hojas quedarían despedazadas. Con probabilidad su tronco acabaría rasguñado y sin partes de su corteza que tiempo después se convertirán en cicatrices.

Pero lo que era seguro es que sus raíces no se moverían. Confiada de conocer que lo que la cimentaba era robusto, fuerte, arraigado, sabía que aunque lo demás saliese herido, ella podría volver a tener nuevas flores para mostrar.

Diario Raíz es un viaje de autoconocimiento para mujeres que, por muchas situaciones, sienten que no consiguen florecer. Saben que hay algo atascado en su interior, pero no logran entenderlo ni desenredarlo.

Este taller es para ti, que quieres ir al origen, que buscas la comprensión de ti misma para sentirte libre de miedo y ataduras que ya no quieres cargar. Que deseas fortalecer las raíces de lo que te hace ser tú.

44190318_1575517852594712_5321185817970868224_n.jpg